23 noviembre 2011

Adictos a la Escritura - El fragmento, noviembre 2011

¡Hola!
 Este es mi relato para el proyecto de noviembre de Adictos a la Escritura titulado: Juntos para siempre.
El proyecto de este mes consistía en escribir un relato a partir de un fragmento escogido de un libro o canción.
Espero que os guste y leer vuestros comentarios :)



AVISO:
Este relato es dramático y trágico, si eres menor de 16 años o no te gusta este tipo de relatos lee bajo tu responsabilidad.





“Con un metro setenta de altura, unos cincuenta kilos de peso, era tan delicada y frágil como una flor. Tenía el pelo de un ángel, y los ojos grises. Una naricilla respingona y la boca más bonita de todo el condado.”
Fragmento del libro: Una larga espera de Nora Roberts



Juntos para siempre

Ella siempre había sido hermosa, no importaba cuantos años pasaran, que estuviera recién levantada o enferma, que fuera con un vestido de seda o en chándal. Para él su esposa siempre estaba preciosa. 
Cada vez que miraba a esos ojos grises no podía evitar sonreír. 
Sabía que nunca se había equivocado, ella era el amor de su vida. Siempre estaban unidos y enamorados, como dos adolescentes que acaban de enamorarse.
Su amor era tan fuerte que podía superar cualquier cosa, sin duda su destino les decía que estarían juntos para siempre, pero hay veces que el destino cambia repentinamente…

Cuando recibió aquella llamada y fue corriendo al hospital no encontraba ninguna explicación, su mujer no se merecía aquél final, ella no. Sólo deseaba que Dios bajara del cielo y le cambiara por ella.
No entendía porque le había tocado a él perder a lo que más quería en el universo en un maldito accidente. 
Llegó a casa y todo era distinto, ella ya no estaba. Ya no podría cogerla por la cintura, acariciar su suave pelo, tocar aquella bonita nariz ni besar esos dulces labios… 
Se había ido para siempre.

Su vida ya no tenía sentido, nada le devolvería a su amor. 
No conseguía pensar, ni comer o dormir, solo podía llorar y llorar en su triste y vacía habitación. 
Sin su esposa no podría vivir feliz jamás, sin ella no sobreviviría en un mundo tan cruel, nunca se acostumbraría a estar sin su presencia, sin abrazarla y ver su sonrisa cada mañana.
Si ella no estaba todo era imposible.

Sin pensarlo dos veces se levantó y fue a por un cuchillo.
Llenó la bañera y se metió dentro, si su esposa no iba a estar más en la tierra él tampoco.
Con fuerza cortó sus venas y mientras veía salir la sangre pronunció sus últimas palabras:
-Mi amor, espérame allí arriba porque voy a buscarte.
Y entonces todo se desvaneció. Ya no había tristeza, ni sufrimiento, ni soledad, ni lágrimas…

Todo había terminado y volverían a estar juntos, esta vez, para siempre. 
FIN



13 comentarios:

  1. Mentiraaaaaa se fue al infiernooooooo jajaj ajaj muaa ja jj aja
    Perdon soy morboso a veces u_u
    muy lindo... o lujubre, momentos desesperados si los hay.
    Me gustaria hablar de como esta escrito pero otros te lo van a decir mejor que yo, muy bien proyectado el sentimiento de desesperacion del viudo :D

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el aviso inicial para los lectores menores de 16 años, Jeje! El relato ha sido breve pero intenso. Coincido en que el sentimiento de enamoramiento está muy bien retratado. Quizás me ha faltado un pelín más de fuerza en la desolación tras perder a su mujer, pero está chulo iguslmente. Enhorabuena! Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Ufff... qué fuerte!! Los relatos de noviembre están muy tristes y trágicos... Está bien relatado! Saludos

    ResponderEliminar
  4. Un escrito corto pero sustancioso, va al punto, la desesperación y la salida que nunca es tan facil como se piensa. Me gusta la imagen de la tina llena para morir desangrado(bastante paradójica, me parece a mi), como la gota que derramo el vaso. Muy buen escrito. Un gran saludo para ti.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que es bastante dramático, y eso que con el inicio parecía que ibas a regalarnos un texto alegre, que es lo que le ha faltado casi en un 90% al ejercicio del mes :-)

    Pero está muy bien escrito. Qué lindo que te guste Nora Roberts, es de mis autoras preferidas.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Realmente fuerte, el amor puede ser una dicha ó una desgracia, aveces todo depende de la valentía para afrontar el futuro sin el ser amado.
    Da para pensar, es muy real!

    Un gusto leerte!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. parece que a todos nos ha dado por hacer cosillas tristes este mes... aunque está genial el texto

    ResponderEliminar
  8. Ya venía sobreavisada del final por el aviso de arriba, pero aun así, cuando empezó pensé que era más alegre.
    Pobre hombre, si alguien le hubiera ayudado a llevar el dolor del duelo, seguramente no se hubiera suicidado. Me dio mucha pena que terminase así cuando su mujer hubiera deseado que siguiera adelante y fuera feliz sin ella.
    ¡Me triste y dramático, sí!
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  9. Ay!!! Estuve a punto de no leer por tu advertencia inicial...Jajaja... Ahora no sé si es que no soy tan sensible como creía o si es que tu escrito no es tan triste, o lúgubre o como sea que lo describías al principio ;) me parece muy bueno...Corto y diciente...

    ResponderEliminar
  10. Ya te vale se me han puesto los pelos de punta, el relato ha sido muy corto, pero a la vez muy intenso y super triste, te mereces un diez felicidades, sigue así de tu seguidor Daniel.

    ResponderEliminar
  11. Una trágica historia de desesperación. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Este texto fue gratificante de leer, a pesar de su tonalidad lugubre y deprimente... Me gusto y debo decir que es fascinante como me atrapaste.
    Muy buen relato.
    Un beso
    Lu

    ResponderEliminar
  13. Es díficil superar la pérdida de un ser amado.

    Entiendo que hay personas que mueren de la tristeza ó toman la decisión de suicidarse para volver con la persona que compartió su vida.

    Sin embargo, a pesar de que tu texto fue corto eso no le quita la profundidad con la que plasmaste tu historia, Nerea. Me gustó el fragmento extraído de la novela de Nora Roberts, la fluidez de sus palabras y los sentimientos de pérdida, emanan con lo que hiciste en tu relato.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar

Escribe lo que quieras y lo leeré encantada, la única norma es respetar.
¡Gracias por tu comentario!